sexo durante el embarazo

El sexo durante el embarazo ¿sí o no?

Durante mucho tiempo la gente creía que el propósito principal de la mujer es dar a luz un bebe y criarlo en la mejor manera y el sexo es sólo para la procreación de la generación. Por lo tanto, la mujer embarazada se veía como una la que no es interesante para los hombres. Hoy en dí muchas parejas tiene una opinión diferente en sobre este asunto y siguen tener sexo durante el embarazo, es decir, durante todos nueve meses. En realidad, tales parejas se enfrentan con ciertos problemas.

El embarazo moderno

Tanto como para la mujer, tanto para el hombre el sexo durante el embarazo y sexo normal se difieren mucho. Las madres futuras responden a la manera diferente a los intentos del hombre cumplir sus deberes conyugales. Unos sienten el deseo sexual elevado y, a veces, llevan los hombres a punto del agotamiento. Cuando otra parte de las parejas prefieren evitar las relaciones sexuales, es que creen que pueden hacer daño para su niño futuro. Hay que aprender los problemas más populares entre las parejas que esperan a dar a la luz que van a permitir des frutar el sexo “embarazado”. A pesar de que sobre los peligros durante el sexo existen un montón de leyendas, los ginecólogos aseguran que todo es individual en este caso. Sin embargo, existe una pauta de las recomendaciones generales que hace falta seguir para evitar las consecuencias desagradables.

El problema 1: la explosión hormonal

Tu cuerpo siente una explosión hormonal fuerte, que, naturalmente, se refiere en la vida sexual. Las mujeres embarazadas no son capazes controlar sus emociones y siempre sufren de los cambios del humor. Cuando ellas sienten el deseo sexual y durante la excitación sexual pueden llorar. Hay vías para resolver esta cuestión. Hace falta explicar lucidamente para el marido que sientes en este momento. Es que de todo lo posible él no puede quedarse embarazado. Y, como el resultado, no puede saber tus miedos y experiencias. Lograr la armonía en la relación sexual durante el embarazo es posible, pero si la pareja está preparada para escuchar las exigencias mentales y físicas de cada uno. Para el hombre lo más importante es no denunciar el estado emocional inestable de su esposa embarazada y no reaccionar a sus acusaciones, a veces, injustas. No hace falta mantener esta gama de emociones en ti mismo, es que, os va a esperar una tormenta emocional. Cabe decir a tu marido sobre los temores, las experiencias, las dudas. La satisfacción sexual es posible sólo en el caso de la confianza en tu pareja. Por eso no se debe renunciar del sexo durante el embarazo sólo porque ayer no te gustó. Busca lo que da la mayor satisfacción sexual a tu pareja y lo que provoca las emociones negativas.

El problema 2: los tres en una cama

El factor psicológico juega un papel muy importante. Es que ahora en la cama ya estáis los tres y no dos, para acostumbrarse a esta idea hace va a necesitar un plazo de tiempo. Por esta razón, unos hombres perciben su esposa embarazada como la madre y no como el objetivo sexual. Unas mujeres explican el rechazo del sexo durante el embarazo como una tontería en la que ellas mismas creen, por ejemplo, que su bebé la mira dentro del útero y, como el resultado, ellas no pueden relajarse en a la hora del sexo. Para ellas es como tener sexo en el público. No hay ningún secreto que los niños no se encuentran en la col. El inicio de cada vida es el acto sexual. Es inmoral tener sexo en la presencia de un niño adulto. Pero durante los próximos nueve meses tú y tu niño es un conjunto. Hace falta recordar que el niño se sienta bien, cuando su madre se sienta bien. El orgasmo tiene un efecto muy positivo para el estado emocional de la madre y del niño. Durante el acto sexual, el útero de la mujer comienza a contraerse y para el niño el orgasmo es un variante del entrenamiento antes del nacimiento próximo.

El problema 3: el toxicosis

Las náuseas, los mareos y la fatiga no pueden despertar el deseo sexual. Por la mañana después de comer tu desayuna te sientes mal y quiere vomitar constantemente. Cuando pasa el toxicosis empieza otro período del embarazo cuando siempre quieres dormir y, por fin, no quieres pensar de nada. Además, te molesta mucho que tu marido no puede sentir lo mismo, no es capaz de compartir todas síntomas desagradables y no te entiende como tal. Hace falta traer los juegos de la cama al tiempo más conveniente para ti durante el período de toxicosis, es que, no te sientes las náuseas 24 horas al día. La mayoría de las mujeres aseguran que el tiempo mejor para hacer sexo es la mañana.

El problema 4: el sexo es peligroso para el niño

Se cree que la vida sexual puede producir el aborto involuntario o hacer daño para el niño dentro del útero. Por una parte, la mujer quiere mucho complacer a su marido, pero, por otra parte, el temor por el niño no le da la posibilidad relajarse a la hora del sexo. Y en vez de disfrutar la vida la mujer niega de la intimidad con su marido. El embarazo no es la enfermedad, pero es la responsabilidad doble. Por eso algunas restricciones todavía existen y hace falta seguirlos para no tener las consecuencias desagradables. El sexo es un factor del riesgo adicional, por eso si la mujer tiene buen salud y no tiene ningún tipo de complicaciones durante el embarazo, en este caso no hace falta renunciar de la vida sexual. Pero es necesario consultarse con su médico para estar seguros.

La utilidad psicológica del sexo durante el embarazo

La intimidad con el padre del niño favorece el mantenimiento normal del fono hormonal de la mujer. Si la madre futura siente que ella es deseada y amada por su esposo eso le regala el confort psicológico. Las emociones positivas ayudan pasar la inquietud durante el embarazo y antes del nacimiento. En general, el sexo para las madres futuras es la fuente del buen humor y bienestar.

La utilidad física del sexo durante el embarazo

Gracias a los cambios fisiológicos durante el embarazo (el aumento del flujo sanguíneo a la pelvis, la vagina se estrecha y se aumenta el clítoris), las mujeres pueden lograr el orgasmo de la calidad más alta, el orgasmo brillante y sentir el deseo sexual y el placer sexual en la forma más fuerte. El proceso del sexo prepara el periné para el parto. Las telas adquieren la flexibilidad necesaria y se aumenta la posibilidad de que el nacimiento va a pasar fácilmente sin las lagrimas o cortés.