La utilidad del aceite de pescado para la salud masculina

Somos lo que comemos. Los productos para aumentar la potencia – ¿es un mito o realidad? La respuesta en esta pregunta preocupa un gran número de los representantes del sexo fuerte. Los remedios y los productos que tienen las propiedades para mejorar la salud masculina, sí, en realidad existen en la naturaleza de nuestro mundo. En nuestro artículo vamos a hablar sobre los productos del mar que influyen en la función sexual de los hombres. Su valor vital consiste en flavonoides – son los componentes fisiológicamente activos que están presentes en los pescados y tienen un efecto terapéutico. En otro componente activo que contienen los productos del mar es el aceite de pescado o, más bien, los ácidos grasos omega-3 ayudan a transformar las células germinales inmaduradas en esperma fuerte llena de los espermatozoides activos y de alta calidad.

Las vitaminas necesarias para la potencia masculina

Si hablar sobre las vitaminas para el mejoramiento de la potencia, cabe destacar las propiedades de vitamina E que es numero uno para la salud masculina. Esta vitamina estimula la actividad y las propiedades beneficiosas de esperma para el concepción exitosa del óvulo femenino.

No hace olvidar sobre los microelementos que deben ser presentes en el cuerpo masculino. Por lo tanto, el zinc juega un papel de mucha importancia en el proceso de la lucha contra las bacterias en la seccreción de la gládula prostática. El zinc reduce la apariencia del proceso de la inflamación y, de este modo, suprime los procesos inflamatorios en la próstata y el desarrollo de la prostatitis que afecta desagradablemente la salud masculina y su función sexual. La prostatitis es una inflamación de la glándula prostática, que por lo general comienza lentamente y persiste durante varias semanas. Esta infección bacteriana que incluye síntomas tales como el dolor y la fiebre. Protección contra la próstata es una parte importante de la salud masculina. Los suplementos de aceite de pescado tienen un efecto antiinflamatorio y reducen el riesgo de prostatitis. Para el funcionamiento correcto de la próstata los hombres deben comer los productos que contienen la sustancia natural que se llama – el selenio – la deficiencia de lo cual conduce a la infertilidad masculina, las fatigas crónicas y aspermia.

Hablando sobre el tema de la salud masculina no podemos mencionar la utilidad y las propiedades maravillosas de los ácidos grasos poliinsaturados (PUFAs), omega-3 y omega-6 que contienen los pescados y los mariscos. Tanto como la erección es un fenómeno hemodinámico, es decir, en su mayoría depende de un flujo sanguíneo suficiente al órgano sexual masculino – el pene. Un factor principal que afecta desagradablemente en la función sexual y el sistema reproductor masculino es los procesos del estancamiento en los vasos sanguíneos. Omega-3 y omega-6 influyen positivamente en la potencia debido al mantenimiento del tono vascular en un nivel requerido, sirve como prevención de la aterosclerosis y la trombosis.

El aceite de pescado

La utilidad principal de los mariscos consiste en la presencia en su composición los ácidos grasosos – omega-3 y omega-6. Estos son así llamados los ácidos grasos esenciales que deben ser ingeridos por el medio ambiente, debido a que su síntesis no es proporcionado por el cuerpo, o más bien se proporciona, pero es tan pequeño que puede despreciarse.

Los ácidos omega-6 están presentes en muchos alimentos vegetales como los aceites vegetales (girasol, linaza, maíz), nueces, semillas de calabaza, así como la carne y los huevos. La mayoría de las personas consumen regularmente estos alimentos, por lo tanto, reponer omega-6 no es difícil, no se puede decir sobre las grasas omega-3 – el contenido de este tipo particular de los ácidos grasos poliinsaturados tienen que cuidar primeramente.

El valor más alto de los ácidos grasos omega-3 tiene el ácido eicosapentaenoico es (EPA o ácido icosapentaenoico) y ácido docosahexaenoico (DHA). Estos son los ácidos esenciales para el crecimiento y desarrollo normal del cuerpo y todos los órganos. Su importancia se demuestra por el hecho de que nuestro cerebro en 3% consiste de estas grasas, lo que hace posible afirmar que omega-3 tiene el efecto positivo en la inteligencia humana.

Los ácidos grasos también son importantes para aquellos que practican los deportes: músculos están compuestos de células, los materiales de construcción de los cuales son ácidos grasos. Sin embargo, no hay evidencia directa de que el uso de aceite de pescado de una u otra manera afecta el crecimiento del músculo.

La utilidad del aceite de pescado para la salud masculina y potencia

Los mariscos contienen el aceite de pescado que es tan importante para la salud masculina y para la potencia. Entre las propiedades de omega-3 se encuentran:

  • la mejora del sistema cardiovascular
  • el aumento de metabolismo (los hombres con el sobrepeso sufren de los problemas con la erección y la fanción sexual debido al bajo nivel de testosterona y la presencia de las hormonas femeninas)
  • el aumento de la producción de hormonas sexuales como la testosterona y la supresión de la hormona del estrés – cortisol – como resultado, el funcionamiento del sistema reproductor masculino se aumenta que hacen más fácil el logro del embarazo deseable
  • la reducción de la viscosidad de la sangre, lo que conduce a la normalización de la presión sanguínea, reduce el riesgo de coágulos de sangre y otras enfermedades cardiovasculares. En la mayoría de los casos, las enfermedades cardiovasculares son las causas de diferentes tipos de los trastornos sexuales, en particular – la disfunción eréctil
  • la reducción de dolor en las articulaciones, la prevención de enfermedades de las articulaciones
  • el mejoramiento del funcionamiento del cerebro.
    El contenido en el aceite de pescado las vitaminas esenciales (A, D, E, K) y un bajo contenido de minerales, junto con las propiedades básicas aumentan su efecto terapéutico.

Las ostras y mejillones

Las ostras se consideran ser el campeón en el contenido de zinc. El famoso por sus historias amorosas el amante Casanova comía 50 ostras para el desayuno. Las propiedades útiles de moluscos en la mejora de la función sexual y la prevención de la disfunción eréctil prescriben a un alto contenido de zinc orgánico, pero en estudios recientes se encontró que a la adición de zinc, los mariscos son ricos en aminoácidos raros que activan la producción de hormonas sexuales y los que aumentan la potencia masculina. Para el efecto máximo, las ostras y los mejillones se deben comer crudos, ya que durante el tratamiento de calor una parte significativa de los aminoácidos se pierde. Los científicos señalan que los mariscos capturados en la primavera, tienen la mayor concentración de aminoácidos, ya que en este periodo los crustáceos se propagan activamente.

La dosis diaria de omega-3 y su recepción

La dosis diaria de aceite de pescado para los hombres es de 1,5 hasta 2 gramos, es de 3-4 cápsulas de 500 mg o 2-3 cucharaditas durante la comida.

No tome aceite de pescado con el estómago vacío, ya que puede causar problemas con la digestión.

Una sobredosis de aceite de pescado puede causar náuseas, diarrea, exacerbación de enfermedades del tracto gastrointestinal. No exceda la duración especificada en las instrucciones para usar el medicamento.

¿Puedo obtener omega-3 del pescado?

Con el fin de compensar el aporte de ácidos grasos esenciales, el pescado debe cumplir una serie de condiciones necesarios:

  1. Esto debería ser un pez graso de agua salada (caballa, salmón, salmón, etc.), que vive en las aguas frías del océano.
  2. El pescado debe ser capturado de su hábitat natural, no crecido en una granja especial. Sólo tal pez tiene un margen de omega-3 necesario para el cuerpo, que se forma en ella a través de comer plancton. En granjas de cultivo los pescados se nutren de forraje, y no tiene estructura inherente a los peces marinos.

Si el pescado será un producto de calidad, porción suficiente es de 100 hasta 200 gramos, para compensar el suministro de las sustancias esenciales para el funcionamiento correcto de todos los órganos especialmente los órganos genitales.