La impotencia o el fiasco en la cama

Los fiascos en la cama tienen sus causas reales que provocan los trastornos sexuales con los cuales los hombres se enfrentan en la cama. Por lo tanto, para prevenir el desarrollo de los trastornos eréctiles y sexuales, tales como: la falta del deseo sexual, la pérdida completa o parcial de la erección durante el sexo, la disfunción eréctil psicológica que está causasda por los fracasos sexuales repetidos que en el futuro obtiene la forma de la impotencia. Sin embargo, la medicina contemporánea permite olvidar esta palabra insultante como “el impotente”. Hoy en día los médicos andrólogos nombran esta enfermedad como la disfunción eréctil que es bien curable con la ayuda de los fármacos modernos.

La disfunción eréctil, en la mayoría de los casos, no es una enfermedad independiente, sino es como el factor conminante de otro trastorno o la enfermedad que se ocurre con la salud masculina. De este modo, 90% de los pacientes con un diagnóstico adecuado e inteligente, reciben el tratamiento de la enfermedad principal, lo que puede volver a potencia masculina a la vida sexual.

Cada edad tiene sus problemas

La edad no es el indicador principal de la reducción de la potencia masculina. Los fracasos en la frontera sexual pueden abalanzarse en la edad de 18 y 20 años. Tanto como, en cada edad hay sus factores que influyen en la potencia y en el funcionamiento del sistema reproductor masculino. De este modo, los hombres “perdedores” pueden ser agrupadas en tres grupos principales:

  1. 18 años y no hay sexo – los primeros años de la vida sexual no sólo es el florecimiento hormonal, sino el período de la formación final de los comlejos sexuales y las preferencias íntimas. Hasta la edad de 25 – 30 años la mayoría de los fiascos en la cama tienen el carácter psicológico o la base vegetativa.Los hombres son generalmente son más impresionantes, vulnerables y dependientes de los obstáculos exteriores. Por lo tanto, el miedo de sufrir el fracaso en la cama, tal vez sea el asunto principal a lo largo de toda la vida masculina. Por otra parte, las mujeres – aunque tengan el dolor de cabeza, tengan que llamar a una amiga o el esmalte de uñas todavía esté húmedo – ellas siempre pueden, incluso sin deseo sexual. Un hombre, por el contrario, si está absolutamente sano, no siempre es capaz de realizar un acto sexual. En pocas palabras, es la diferencia principal entre la fisiología y la sexualidad femenina y masculina.
  2. Las causas principales de la disfunción eréctil en hasta 30 años:
    1. una mala primera experiencia – 50% de todos los fiascos masculinos en la cama
    2. los complejos sexuales relacionados con la limitación de la conducta sexual – 20% de los fracasos sexuales
    3. las graves violaciones del proceso metabólico, el sobrepeso – 20% de la impotencia
    4. los procedimientos pesados de la distonía, una mala circulación sanguínea – 10%.

Vamos a entender, por qué los hombres en la flor de la vida.

El segundo grupo consisten los hombres de 40 – 45 años. Es bien sabido que hasta 30 – 33 años los hombres sobreviven el pico de la actividad sexual. Después de 37 – 40 años se empieza el período del declive natural. Es decir, que el hombre de esta edad todavía presta la atención en el sexo bello de nuestro planeta, pero el deseo de entrar en las relaciones sexuales es más bien teórico, que práctico. Además, según las estadísticas precisamente en esta edad la mayoría de las parejas matrimoniales sobreviven “la crisis matrimonial”, cuando los sentidos sexuales de los esposos se debilitan. No hace falta olvidar de que en 40 – 45 años el hombre, como regla general, pasa un montón de tiempo en el trabajo donde se quema su potencia y energía sexual, tanto como después de un día largo laboral él no tiene ni deseo sexual y la energía para las cosas íntimas, o único que necesita es recuperar sus esfuerzas con la ayuda del sueño.

En general, el aterosclerosis, en los últimos años, se ha rejuvenecido: ya el 15% de los jóvenes hasta 30 años se notan los trastornos vasculares que influyen en la calidad de las erecciones y eyaculaciones. Los infartos han convertido en un hecho común. Pero el cuerpo no puede dar “las señales” acerca de los problemas con el corazón y los vasos sanguíneos. Y la consecuencia prinipal que un hombre con tales enfermedades nota – los problemas en la cama: la disfunción eréctil, la ausencia del deseo sexual que llama la erección, desde aquí – la falta completa o parcial de la erección, la incapacidad de eyacular. Así que si usted es un hombre que está en “la flor de la vida” y que ya se nota en algunos problemas de potencia, lo mejor es ir lo más pronto posible a un examen completo en el hospital o en la clínica especializada en la salud masculina para resolver este problema para disfrutar la vida sexual sin complicar la.

Las enfermedades que impiden de ser un machista real

Cuanto menor sea el azúcar, mejor será la potencia.

Los andrólogos dicen que el pene es un barómetro que muestra el estado general de salud masculina y de la función reproductiva de los hombres. Y por el hecho de que el día antes de ayer, el corazón se apuñó, y hoy se dio a conocer – un fiasco en la cama, aquí hay un vínculo claro. De este modo, hay que controlar el nivel de azúcar en la sangre que influyen directamente en la potencia y en el fucnionamiento correcto del sistema reproductor masculino. Un nivel adecuado de la glucosa en la sangre mejora la producción de testosterona y la movilidad y actividad de los espermatozoides, pero el exceso de glucosa suprime está producción de la hormona masculina principal que determina el estado de la potencia y la situación en la cama. Las diabetes mellitus y otros problemas endocrinos. Está comprobado que la reducción de azúcar con 5 a 7 mmol / l en 30% mejora la calidad de las erecciones y relaciones sexuales.

La otra enfermedad que afecta negativamente la salud masculina son las enfermedades relacionadas con el corazón. El órgano sexual masculino está impregnado de los vasos sanguíneos. ¿Qué hazañas usted quiere de su pene cuando el corazón bombea de una manera débil la sangre, y los vasos sanguíneos adquieren las placas?

La obesidad es uno de los enemigos de la potencia. El sobrepeso suprime la producción de la testosterona y favorece la producción de la hormona sexual femenina en el cuerpo masculino.

Ser machista nunca es demasiado tarde

El tercer grupo – hombres mayores de 50. Muchos creen que la pérdida de deseo sexual a esta edad – es normal. Eso no es verdad. Por cierto, la abstinencia sexual es muy perjudicial en esta edad. Algunos debilitamientos de la función sexual es de forma natural, pero su violación – a menudo un signo de una enfermedad grave. Estos pueden ser las perturbaciones importantes en el sistema cardiovascular y la diabetes, o más bien adenoma prostática. Por lo tanto, un completo y regular diagnóstico del cuerpo masculino de estas edades es necesario.

Las trampas en la cama de la edad avanzada

7 de cada 10 hombres mayores de 50 años sufren de adenoma de la glándula prostática. Un tumor benigno de la próstata se inicia de la micción dolorosa. Cuando su desarrollo se caracteriza con el retraso y la incontinencia simultánea (es decir, quieren mucho, y tal vez puedan un poco y espontáneo). Si en el momento necesario no prestar atención al desarrollo de esta enfermedad y no curar la, puede conducir a la formación de los tumores malignos.
También, la disminución de la función sexual en torno a la edad de 50 años se comienza en hombres con diabetes. El hecho de que los pequeños vasos que se encuentran en las extremidades inferiores y en el pene de los diabéticos, poco a poco dejan de funcionar, debido a que la erección se obstaculiza.

Y, por supuesto, los temores – hasta ahora sin ellos. El temor principal – caerse con un ataque al corazón, como se suele decir, en el momento más interesante. Y, por cierto, es en vano. Los científicos belgas de la Universidad de Bruselas, durante 10 años, observaban a los hombres de 50 – 55 años después de un infarto. Los que tenían relaciones sexuales una vez al mes o menos, sentía el peor de todos, el 70% de ellos sufrían los ataques al corazón repetidos. Y los que poco después del hospital volvieron a la vida sexual activa normal e recuperan más rápido.