La dependencia del porno como una patología

En los últimos años los científicos han llegado a la conclusión de que las películas porno son los culpables de un gran número de los hombres que sufren de la disfunción eréctil o que se enfrentan con la reducción de la potencia a la hora de entrar en las relaciones sexuales en la vida real. Al ver las películas porno, las imágenes en Internet, la comunicación íntima provocan la aparición de los estancamientos en la glándula prostática. El estado continuo de la fricción (la erección que se acompaña con la excitación sexual, pero que no se acaba con la eyaculación) socava la salud masculina – la sangre venosa llegando por las conjunciones de los vasos sanguíneos pasan a la glándula prostática y cada vez más fortalece los estancamientos en la próstata. Por lo tanto, no hay que sorprenderse de que entre los hombres que son fans de las películas porno es tan común la prostatitis crónica, la causa de la cual son los estancamientos.

¿Cómo porno afecta la potencia masculina?

Las películas porno afectan negativamente el estado de la potencia masculina e influyen desagradablemente en el sistema reproductor masculino. La adicción a la pornografía viola el funcionamiento natural del cuerpo masculino, debido a los procesos del estancamiento en la glándula prostática que se refleja en la prostatitis crónica. Los procesos del estancamiento son muy peligrosos para el funсionamieto adecuado del sistema reproductor, de los órganos genitales, la aparición de la erección en el momento necesario y afecta el deseo sexual. De este modo, hay un gran número de los hombre que son adictos a las películas porno y a toda la información íntima que se encuentra en Internet son impotentes en la vida real, es decir, cuando llega el momento de realizar el acto sexual con una mujer real, el hombre siente la falta del deseo sexual y la erección no se ocurre que hace imposible el hecho del sexo.

Desde el punto de vista de psicología, las películas porno suben el nivel de la excitación sexual, cambia la psicología sexual del hombre. En este caso, un cuerpo femenino desnudo no es suficiente para la aparición de la erección completa, se necesita las caricias orales o el sexo oral, el sexo agrupado, etc. El otro daño consiste en que las caricias adicionales tales como tacto, olfato, oído no funcionan. El fan del porno ya tiene su modelo de la situación que provoca la aparición del deseo sexual que ya está instalado en su mente y, como resultado, no tiene la misma reacción en las caricias íntimas de su mujer como antes de la preferencia pornográfica. Por lo tanto, él necesita un ambiente especial para lograr la erección necesaria para realizar el acto sexual y alcanzar el orgasmo – por ejemplo, ver como su esposa o su pareja tiene las relaciones sexuales con otro hombre. Muy a menudo, precisamente esto es los problemas y la causa de un gran número de familias que llegan a la conclusión del divorcio.

En tercer lugar, desde el punto de la vista de la teoría de la energía vital.

Al ver la pornografía, su energía sexual es casi de la misma manera se gasta como en el acto sexual real, pero no se transforma en semen, sino en la energía psíquica. Y la persona se siente como si sea agotada – era la eyaculación o no. Ver frecuentemente el porno en realidad conduce a una pérdida prematura de la energía vital, debido a la falta de que se reduce la inmunidad, las enfermedades aparecen, se nota la reducción de la esperanza de vida. Como regla general, entonces una persona se ve obligada a utilizar medios estimulantes que son látigos, pero que no compensan el nivel de energía de lo artificial que tiene que ser pagado (alcohol, tabaco, drogas, agentes patógenos específicos del sexo).

¿Norma o patología?

El sexo – es algo que siempre va a provocar el interés de una persona. Por lo tanto, la industria del sexo es un negocio muy rentable. Porno puede ser percibido como un medio de descarga emocional y fisiológica, sino que también puede estimular la agresión. Las películas pornográficas tienen un efecto sobre los instintos más fuertes, por lo que a menudo provocan la adición. La dependencia de la pornografía puede desarrollarse desapercibido para Usted y puede sustituir la vida real y la comunicación.

¿Cómo distinguir lo normal de la patológica, cuando se trata de ver porno? Si ver porno frecuentemente – esto se considera una violación de la conducta sexual. Pero incluso el hecho de que ver porno puede ser vergonzoso. Esto está claramente condenado por la sociedad, y sin duda Usted se esconde el hecho de ver pornografía. Incluso uno de estos episodios, no vamos a decirle a un conocido, y es poco probable que usted admita incluso a un amigo. La confidencialidad en conjunto con el placer emocional y fisiológico puede convertirse en una mezcla que le hará a un esclavo del cinematográfico del porno.

Aquí hay un breve examen de la dependencia en el porno:

  • ¿Ve Usted porno para aprender algo nuevo en la cama?
  • ¿ Enciende Usted la película porno como un preludio para el buen sexo, pero, en general, puede en sí mismo?
  • ¿Siempre mira Usted porno antes del sexo, o durante, por lo demás no consiga un orgasmo?
  • ¿Necesitan Usted porno para incitar la pasión hacia la pareja cuando no hay sentimientos especiales?
  • ¿Sin porno no es capaces Usted de tener las relaciones sexuales?
  • ¿Le da porno las emociones que usted nunca conseguirá a través del contacto sexual?
  • Porno ayuda a sentir la plenitud de la vida. ¿Todo el tiempo libre dedica Usted a ver porno? Los últimos tres puntos
  • una medida directa de la adicción al porno. Si usted tiene una respuesta positiva a una de ellas
  • sí, muestra la patología. La respuesta “Sí” a dos de las cuatro primeras preguntas significa que usted debe estar en alerta. No está lejos de la línea roja, y usted puede convertirse en un adicto a la pornografía, si continúa con el mismo espíritu.
    Como se desprende de la tesis anterior, es la dependencia o la norma
  • no puede ser determinada por el número de material digitalizado, y por los sentimientos que hacen que el proceso. Si el deseo de ver porno se produce cada vez más que tenga relaciones sexuales o pornografía
  • un preludio esencial, a continuación, mucho depende de la pareja. Puede que tenga que hacer los cambios en el proceso de la intimidad, y hacerle cosquillas a los nervios y la cadena de sexy con una persona real.

Por supuesto, Usted puede sólo cambiar la pareja, si esta relación amorosa no es importante para usted.

Si porno ocupa tu mente, y usted no puede imaginar en la noche de sexo sin una película jugosa – es el momento de consultarse a un psicólogo o sexólogo ya que esto significa sobre el desarrollo de la disfunción sexual psicológica. Esto es claramente una fascinación malsana. La dependencia de la pornografía es poco probable que sea perceptible para Usted: porque se siente normal y está en un humor excelente. Pero un experimento: olvida el porno por una semana. Créeme, esto es bastante normal, muchas personas no ven estas películas todos los días.

¿En cuánto difícil sea esta tarea para Usted? Si Usted puede soportar, a continuación, después de una semana más tarde se puede ver cómo se cambia su percepción de sí mismo y de la gente del sexo femenino. Si usted escoge – que al menos va a saber de sí mismo un otro hecho: su relación es lo suficientemente fuerte con la pornografía.

El tratamiento de la disfunción eréctil

Las películas pornográficas pueden ser la causa principal de la disfunción eréctil, los trastornos relacionados con la función sexual, la violación del fucniónamiento correcto del sistema reproductor. Por lo tanto, los hombres que ya se han enfrentado con este problema íntimo en la cama deben saber qué hacer con la disfunción eréctil y el proceso del tratamiento de este trastorno sexual masculino.
Este tipo de dependencia es bastante bien tratado, pero se necesita tiempo como cualquier tratamiento médico. El tratamiento de la disfunción eréctil es generalmente toma 4-12 semanas. En este momento, el paciente debe renunciarse a cualquier forma de la estimulación sexual intensa (los contactos sexuales, la masturbación, ver las películas pornográficas). Como regla general, inmediatamente después del renuncio completo de ver pornografía y de la masturbación, un hombre obtiene el síndrome de la retirada. Al final de la primera semana de tratamiento, libido y erecciones pueden reducirse o se empeoran. Este estado puede durar alrededor de 2-6 semanas (depende de la edad de un hombre y un grado de la adicción a la pornografía). Después de este período, la función sexual comienza a recuperarse gradualmente, las erecciones matutinas y espontáneas reaparecerán, potencia se aumenta. Después de cerca de 8 semanas de tratamiento, la dependencia se retira, y un hombre empieza a recibir un verdadero placer de las relaciones sexuales con una pareja real, el entendimiento de que una persona viva no puede ser sustituida por un sentido artificial se vuelve a la mente de este hombre.