El síndrome de fracaso sexual

El síndrome del fracaso sexual es la forma patológica de la disfunción eréctil, es decir, se desarrolla debido a los momentos situacionales que conducen al fracaso del acto sexual con su fijación patológica posterior. Este síndrome es el problema bastante común de los trastornos eréctiles que provoca el miedo al entrar en las relaciones sexuales. Este síndrome nace en la mente masculina las dudas en su sexualidad, potencia, lo que en el futuro se refleja en un hiper-control (el control demasiado alto). El hombre tome la posición del observador de sus acciones sexuales, en el centro del control está erección. La conducta y la respuesta de su pareja también es de mucha importancia para estos hombres. La observación continua y la valoración de la situación sexual dispersa la atención masculina del acto sexual, él enchufa menos en la actividad sexual. El deseo y la excitación sexual y la aparición de las reacciones sexuales cada vez más pierden su espontaneidad y naturalidad que son necesarios para la aparición y el mantenimiento de la erección fuerte y de alta calidad con la cual el hombre sea capaz de realizar un acto sexual completo y exitoso. En esta situación sexual que resulta ser bastante estresante, el deseo sexual también se pierde que a su vez es necesario para realizar un acto sexual. Como resulta – hay un nuevo fracaso sexual que lleva a la formación de nuevos miedos en el plano sexual y la activación de del control consciente de la erección que, por supuesto, se refleja en un nuevo fracaso de intentar de realizar un acto sexual. De este modo, el síndrome de fracaso sexual se desarrolla e la mente masculina.

Las causas del síndrome de fracaso sexual

Las causas del fracaso de las relaciones sexuales, lo que resulta en una fijación patológica de la que se ha desarrollado este tipo de disfunción eréctil en los hombres pueden dividirse en cinco grupos.

1) Estrés emocional significativo causado por el temor de ser descubierto alrededor en situaciones obscenas o el miedo de contraer una enfermedad de transmisión sexual, la amenaza de la exposición, la instalación de la mente masculina en su inferioridad sexual debido a la exageración de la patogenicidad de masturbación y patológica idealización de un hombre recién casado ​​a su esposa. En tales casos, el fracaso de la función sexual puede explicarse por el mecanismo fisiológico de “errores” – la colisión de dos procesos: del primero sistema de señal de excitación y de subcortical y de inhibición procedentes del sistema de señalización segundo.
2) La conducta inapropiada de un período preliminar de las relaciones sexuales, cuando la aparición de limitación inhibición resultante de excitación superfuerte de los centros sexuales debido a las acaricias demasiadas de largo tiempo conduce a la ruptura de su programa fisiológico, en particular, a la hipoerección o anerección.

3) Los estímulos externos de una gran fuerza (un grito repentino, toc, grito, tiro), lo que lleva a la ruptura del acto sexual en los mecanismos de inhibición externa.

4) El incumplimiento de las sensaciones y suma de activación en las relaciones sexuales, con las sensaciones familiares asociados con la masturbación previa, que pueden llevar al debilitamiento de la erección durante el coito y el retraso o ausencia de eyaculación.
5) Las fluctuaciones fisiológicas de la función sexual o su debilitamiento temporal.
La forma patológica de la disfunción eréctil por lo general ocurre de repente y los pacientes indican la fecha de así llamada enfermedad.

Muy a menudo, este problema se comienza con una violación aislada de la erección o la eyaculación, que sigue desarrollando el trastorno combinado – el deseo sexual elevado, los estados extremos de la erección, los trastornos de la eyaculación (la eyaculación precoz o retrasada).

La razón que causó el fracaso, puede actuar muy brevemente, pero más tarde, debido a la consolidación del mecanismo de falla de la fijación neurótica de todos los actos sexuales llevará a cabo con éxito. Con el aumento del número de los actos sexuales fallidos cuando se fija una cierta repetición – una relación patológica se distingue.

En la mayoría de los pacientes aparecen las expresiones emocionales de la reacción, que, sin embargo, tienden al desarrollo opuesto. En primer lugar, sale la disfunción eréctil, pero con el tiempo, los pacientes comienzan a tratarla con más tranquilidad. Después de dos o tres años no hay síntomas de una cierta brecha entre los síntomas sexualmente patológicos y de reacciones neuróticas de la persona a la insuficiencia sexual.

La forma patológica de reflejo de la disfunción eréctil y de la violación de la función sexual a menudo se produce en una edad temprana (20-30 años), en el que, como ustedes saben, hay una gran carga en la función sexual y actualización sexual. Es por eso que incluso los fracasos ocasionales pueden ser altamente significativos para los hombres, y dar lugar a las violaciones anteriores. Muy a menudo se producen en los individuos con la inducción del desarrollo sexual, con la constitución sexual moderada débil o debilitada. El tipo de cultura sexual – neurótico. Todos los hombres tienen la insatisfacción psicosexual y sexual. El tratamiento es un complejo de medidas médicas que incluye la asistencia psicoterapéutica y médica.

¿Cómo actuar?

Según varios informes, el síndrome de la expectación ansiosa de fracaso sexual ocupa uno de los primeros lugares entre todos los trastornos sexuales masculinos. La duda en si mismo, un ambiente desfavorable para la intimidad, poca experiencia sexual, la frialdad del socio – todo esto puede conducir a los fracasos en la cama, que puede ser fácilmente fijados en la consciencia en el futuro. Si los fallos se continúan, pues es la hora de conocer más sobre el síndrome de fracaso sexual y utilizando la información recibida, comenzar a actuar u resolver este problema de la vida sexual. La forma más fácil de averiguar si usted tiene el síndrome de fracaso sexual es prestar la atención a sus condiciones físicas (por ejemplo, la debilidad de la erección está provocada por los problemas vasculares). Por lo tanto, hay que prestar la atención en su estado físico. Las erecciones por las mañanas (incluso que no ocurre cada mañana) demuestra que un componente fisiológico está bien, hay que buscar el problema en la psíquica masculina. Muchos médicos sexólogos lo aseguran.

Ahora es muy importante entender lo que era el provocador del desarrollo de este tipo de la disfunción eréctil. En esta etapa es muy importante decir la verdad y ser honesto: “sí, era un ambiente no apropiado para la intimidad”, “sí, la mujer era sospechosa y yo tenía miedo de infectarse de ella”, “sí, para mi tenía mucha importancia la satisfacción de la mujer, pero no sentía la atracción necesaria para realizar un acto sexual completo con ella” y así sucesivamente.

La indicación exacta de ñas causas – más apropriada será la superación del síndrome de fracaso sexual. Por ejemplo, cuando el temor a contraer unas enfermedades de transmisión sexual, usted puede solicitar este problema al encontrar ese socio en la que usted puede confiar, pero con la ausencia de un ambiente íntimo adecuado – usted puede crear lo – por ejemplo, alquilar una habitación tranquila.

Para activar el mecanismo de la erección, en la medicina moderna se utiliza una serie de herramientas:

  • los adaptógenos (ginseng, eleuterococo, rhaponticum, rhodiola) que se utilizan para mejorar el tono general del cuerpo, la activación del deseo sexual y la función sexual, así como las drogas que afectan directamente al mecanismo de la erección (como el famoso Viagra).

Además, se utilizan los medicamentos contra la ansiedad, a veces – los antidepresivos. Sin embargo, hay que recordar que todos estos medicamentos (distintos de los adaptógenos) dispensados ​​en las farmacias por la prescripción médica y dosificación individual que pueden ser elegidos sabiamente sólo por un experto.